El Awka

El Awka
DESDE MAIMARA - QUEBRADA DE HUMAHUACA - PATRIMONIO DE LA HUMANIDAD - JUJUY - ARGENTINA

lunes, 27 de mayo de 2013

AMIG@S DEL SITIO, QUE BUENO ENCONTRARSE DE NUEVO CON USTEDES, QUE TENGAS UNA HERMOSA SEMANA... Y COMO SIEMPRE AQUÍ NOTICIAS. Y UN TEMA NUEVO DE MI AUTORIA CHE.

SEQUÍA AMENAZA ABSORCIÓN DE CARBONO DEL AMAZONAS.


Investigadores han demostrado que la sequía puede dificultar la facultad de los bosques amazónicos de absorber el dióxido de carbono de la atmósfera y, al matar los árboles, daña sustancialmente también su capacidad de absorber carbono.
De hecho, durante una sequía severa, la tasa de absorción de carbono puede disminuir tanto, que la selva tropical emite más dióxido de carbono del que absorbe.
El equipo de investigadores, de trece países, ha estado vigilando la salud del bosque amazónico durante los últimos 30 años, examinando parcelas forestales, identificando y midiendo árboles, registrando la muerte de los mismos y levantando mapas de los patrones meteorológicos.
Al estudiar los efectos de la inusual sequía que asoló la Amazonía el año 2005, encontraron un aumento en la mortalidad de los árboles y una reducción en el crecimiento, ambas evidencias de que el bosque estaba emitiendo más dióxido de carbono del que estaba absorbiendo.
Antes de la sequía, las mediciones efectuadas durante los últimos 25 años indicaban que la selva tropical amazónica no perturbada absorbía alrededor de 1.7 mil millones de toneladas de dióxido de carbono por año, equivalente a las emisiones de deforestación y otras perturbaciones tales como la roza y quema, señala Luiz Aragao, investigador de la Universidad de Oxford, con sede en el Reino Unido, integrante del grupo de investigación.
“Esto significa que la acumulación de carbono en los bosques no perturbados contrarrestaba las emisiones de la deforestación y la degradación de los bosques y, en consecuencia, minimizaba la cantidad de carbono emitido a la atmósfera”, dijo a SciDev.Net.
Pero durante la sequía, la selva tropical liberó el equivalente a cinco mil millones de toneladas adicionales de carbono a la atmósfera, superando a las emisiones anuales de Europa y Japón juntas.
Como eso pasó solamente un año, la sequía no tuvo un impacto sustancial sobre el calentamiento global, explicó Oliver Phillips, investigador de la Universidad de Leeds y líder del estudio.
“El peligro es si las sequías en el Amazonas se vuelven más frecuentes: nuestros resultados muestran que si eso ocurre, el carbono liberado de la Amazonía podría acelerar el calentamiento global”, dijo Phillips.
“Los gobiernos necesitan reducir seriamente la deforestación y hacer frente al impacto de los incendios que son usados para la limpieza y manejo de tierras en la Amazonía”, añadió Aragao.
***************************************************************************
CIENTÍFICOS ALERTAN CATÁSTROFE CLIMÁTICA EN LA REGIÓN CARIBE.

El Caribe no puede darse el lujo de tomarse un tiempo para actuar contra el cambio climático. De hecho, se encuentra al borde de una catástrofe, alertó el científico jamaiquino Conrad Douglas.
El experto, quien ha publicado más de 350 informes sobre manejo ambiental y asuntos relacionados, subrayó que la región necesita “una acción urgente en todos los niveles”.
El especialista alertó también que la presencia de dióxido de carbono en la atmósfera está llegando a un punto límite.
“Hay 445 partes por millón (PMM) de dióxido de carbono, esto es apenas cinco PPM por debajo… del límite que fue proyectado como catastrófico para el mundo”, manifestó en declaraciones de prensa.
Dado que cada año se suman 2,5 PPM a la atmósfera, Douglas advirtió que dentro de dos años la Tierra alcanzará un punto decisivo, en el que eventos climáticos aun más catastróficos podrían azotar a la población mundial.
“Hemos llegado a una coyuntura en la que todo el planeta afronta una situación precaria”, dijo el científico. “Nos dirigimos a un momento peligroso para la Tierra”, alertó.

“Consecuencias potencialmente irreversibles”

El año pasado fue el más cálido de la historia reciente, con las temperaturas más altas desde que comenzaron a ser registradas en 1895.
“Aún recordamos al huracán Sandy… y la destrucción que causó en nuestra región y en la costa oriental de Estados Unidos”, indicó Douglas, antes de puntualizar que muchas partes afectadas todavía no se han recuperado.
Otro científico especializado en clima, John Crowley, dijo que el ciclo del nitrógeno en el planeta se ha desequilibrado gravemente debido al uso excesivo de fertilizantes no orgánicos.
“Eso, según especialistas, tiene consecuencias catastróficas y potencialmente irreversibles, que obligan a repensar los sistemas agrícolas, incluyendo el uso de fertilizantes”, comentó.
Estos dos científicos participaron de una reunión de expertos sobre formulación de políticas ambientales, celebrada el 15 y el 16 de este mes en esta ciudad y auspiciada por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco).
“En 2011, cuando por primera vez analizamos estos temas, quedó claro que el conocimiento sobre el cambio climático en el Caribe es insuficiente”, indicó Crowley, también representante de la Unesco.
En 2009, un grupo de artistas jamaiquinos lanzaron una campaña de educación nacional sobre cambio climático. Fue parte de un proyecto implementado por Panos Caribbean, organización regional que ayuda a periodistas a cubrir temas de desarrollo sostenible, y por el Comité Nacional de Educación sobre Ambiente.
Los artistas produjeron un paquete de información diseñado para educar al público jamaiquino, que incluyen un disco compacto de canciones sobre el recalentamiento planetario, con un tema principal titulado “Cambio climático” y que también tiene su video clip.

Un asunto mundial

“Creo que finalmente hemos despertado a la urgencia de la situación, y que finalmente hemos puesto a prueba y excedido la capacidad del planeta de absorber y asimilar los contaminantes que creamos y descargamos”, dijo Douglas.
“Lo que necesitamos ahora es nada menos que algo como un Proyecto Manhattan” pero para rescatar a la Tierra, sostuvo.
Marcus Natta, analista de proyectos del Ministerio de Desarrollo Sostenible de San Cristóbal y Nieves, declaró que la reunión había sido muy oportuna.
“Lo importante de esta conferencia particular es que se concentró en la acción. Creo que a diferencia de muchas otras reuniones, si esta vez realmente podemos concretar a acción luego de la planificación, lograremos un gran éxito”, señaló.
La pequeña isla de Nieves es considerada uno de los pocos paraísos de la Tierra que permanece intacto y una de las maravillas del Caribe. Douglas espera que las acciones acordadas en la reunión sirvan para preservarla así.
“Esperamos que, en el contexto que afrontamos hoy, se puedan preservar su belleza y encanto por mucho tiempo mientras tomamos acciones sabias para proteger el hábitat de la humanidad y de todas las criaturas vivientes”, dijo el científico a sus colegas.
“Tenemos que protegernos a nosotros mismos. Son nuestras actitudes, nuestros valores y nuestro fracaso en cambiar nuestro comportamiento que nos llevaron a este punto crítico”, alertó.
Además señaló que la humanidad va por un camino que “amenaza con sumergirnos en un ciclo perpetuo de pobreza y miseria”.
**************************************************************************
GOLFO DE MÉXICO: “ZONAS MUERTAS” PUEDEN SER MÁS GRANDES DE LO NORMAL ESTE AÑO.


Desde la década de 1970, cada vez más se ha privado de oxígeno áreas costeras generando que la “zona muerta” sea más grande cada verano en el Golfo de México.
Nancy Rabalais, directora ejecutiva del Consorcio de Universidades Marinas de Louisiana e investigadora principal de las “zona muertas” en la región, manifestó que este año, puede ser particularmente fuerte debido a que la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica está prediciendo alteraciones climatológicas.
Las zonas muertas comienzan cuando los ríos llevan nitrógeno y fósforo de los fertilizantes agrícolas al océano. El río Misisipi ofrece estos “nutrientes” desde corazón de Estados Unidos hacia el Golfo de México, a razón de 1,7 millones de toneladas por año.
Cuando este exceso de nutrientes llega al mar, hace que las algas florezcan en cantidades peligrosas. Como el alga muere y se deposita en la parte inferior, las bacterias las consumen, absorbiendo el oxígeno del agua.
Pero a diferencia de otros problemas ambientales aparentemente insolubles, las “zonas muertas” pueden ser fijas. Parte de la solución podría encontrarse en el delta del río Misisippi, comenta Paul Hartfield, un biólogo de Fish and Wildlife Service.
En el pasado, el río se desbordaba periódicamente sus bancos, la difusión se generaba a través de la vasta llanura de inundación. La corriente de frenado, los sedimentos cargados de nutrientes, y el agua se convirtió suficientemente clara para que la luz del sol pueda penetrar.
Esto permitió florecer algas fotosintéticas y procesar los nitratos y fosfatos. Como resultado, una parte significativa de los nutrientes procedentes río abajo se consumen antes de alcanzar el Golfo de México.
El impacto del pantano en la calidad del agua es inmediatamente visible, el agua que entra en la llanura de inundación se aprecia llena de todos los sedimentos y nutrientes que el río tiene.
Pero los humedales del río,  purificadores naturales están fallando, y se necesita algún tipo de diálisis para arreglar las cosas. Este es uno de los puntos en que los naturalistas generalmente terminan golpeando sus cabezas contra la burocracia del gobierno.
***************************************************************************

AMÉRICA DEL NORTE: ¿PODRÍA EL CAMBIO CLIMÁTICO CAUSAR MÁS (Y MÁS GRANDES) TORNADOS?.


Un mundo que se calienta tira de los dos factores de la formación de tornados en direcciones opuestas.
Los científicos están de acuerdo en que el cambio climático aumentará la probabilidad de fenómenos meteorológicos extremos, pero aún están deliberando sobre cómo les irá a los tornados en un mundo que se calienta.
Los tornados son bestias volubles, y sigue siendo difícil predecir un tornado, y mucho menos lo que podría ser en los próximos años.
“El hallazgo más común es un ambiente de calentamiento provoca más tormentas intensas, pero la intensidad no significa necesariamente que se generen los tornados”, dijo Grady Dixon, profesor asociado de geociencias en la Universidad Estatal de Mississippi, que estudia tornados y climatología. “Se necesita una cierta interacción.”
Jeff Trapp, profesor de ciencias atmosféricas de la Universidad Purdue, dice que, si bien no está claro cómo van a aumentar la intensidad o frecuencia de los tornados, puede haber más días con condiciones propicias para estos.
“Nos gustaría ver un aumento en el número de días que pueden ser favorables para la formación de tormentas severas y tornados”, dice. La temporada de tornados, que varía según la región, se podría ampliar.
En otra teoría, Harold Brooks, del Centro Nacional Meteorológico dijo recientemente a la AP que no podía haber una especie de efecto de condensación – más tornados que se producen en menor cantidad de días del año.
Los patrones de los tornados han sido especialmente poco firmes en los últimos tiempos: 2011 marcó la temporada de tornados más mortíferos para los EE.UU., con 1.700 tornados y 553 muertes, según agencias de noticias.
Y luego, después de un comienzo temprano de la temporada de tornados en el año 2012, las cifras están invertidas. El período comprendido entre mayo 2012 y abril 2013 contó con la menor cantidad de tornados en el registro y el número de muertos segundo más bajo, de acuerdo con la National Oceanic and Atmospheric Administration de EE.UU.
También es difícil discernir si estamos viendo más tornados en los últimos años. Desde la década de 1990, Dixon dice que ha habido un aumento de los tornados en el Medio Oeste y el norte de Gran Llanos y una disminución en las grandes llanuras del sur, pero que podría ser simplemente el resultado de una mejor información y a los estudios realizados.
Oklahoma es un imán para los tornados porque está justo en el punto de convergencia donde el aire húmedo desde el Golfo de México choca con el aire más fresco desde el terreno alto de México y las Montañas Rocosas.
Los tornados requieren fuertes vientos de nivel superior, hasta tres millas sobre la tierra, para contrastar con corrientes más lentas cerca del nivel del suelo. A menudo se producen cuando las temperaturas cálidas del sur se enfrentan con las temperaturas más frías del norte.
El calentamiento climático crea temperaturas más cálidas en el norte, así que en ese sentido, la disminución de vientos enfrentados, por lo que en realidad podría conducir a un menor número de tornados, según Dixon.
Sin embargo, otro factor que sugiere que el cambio climático va a hacer exactamente lo contrario. Generará energía potencial disponible – esencialmente la cantidad de energía que está disponible para las tormentas – se determina por la humedad y la temperatura de las diferencias entre el suelo y las regiones superiores de la atmósfera.
Con el tiempo en un mundo sobrecalentado, sobre todo porque la temperatura cerca del suelo y las partes bajas de la atmósfera aumenta y se hace más húmeda”, dice Trapp. “En el futuro se producirán tormentas más intensas.”
Debido a estos factores en conflicto, “lo que no sabemos es cómo esto afecta necesariamente la intensidad y la frecuencia de tornados”, dice Trapp.
Su investigación con modelos de cambio climático y tecnología satelital, que siguen siendo muy extensos cuando se trata de predecir tornados, un solo píxel puede ser de hasta 100 km por lado, mientras que las tormentas individuales suelen ser sólo la mitad de ese tamaño.
“Tratamos de tener los modelos climáticos que están resolución más fina, como la forma de las cámaras digitales tienen una mayor y mayor resolución”, finalizó.
Con los modelos de alta resolución, los investigadores esperan poder analizar simulaciones de tormenta que les permitan determinar qué tipo forman los tornados tienen más seguridad.
video

GRACIAS POR SEGUIRNOS.

No hay comentarios:

MIS SEGUIDORES

ESCRIBE A: awka10@gmail.com

ESCRIBE A: awka10@gmail.com